Compartir

Un niño ha fallecido al tragarse un globo hinchable mientras jugaba con sus hermanos en su domicilio familiar de Olot (Girona).

El menor de cuatro años y de origen gambiano fue trasladado por sus padres al Hospital de Olot cuando se percataron que tenía dificultades a la hora de respirar, informó ‘El Punt Avui’.

Una vez en el centro médico, los médicos le practicaron una traqueotomía pero no lograron salvar su vida.

Los resultados de la autopsia practicada el sábado determinaron que el menor murió asfixiado por un globo que había obstruido la traquea, justo por debajo del punto en el que se la había practicado la traqueotomía.