Compartir

Un joven de 24 años ha perdido la vida en Filadelfia (EEUU) mientras intentaba hacer explosionar un cajero automático durante las protestas que el martes sacudieron la ciudada por la muerte de George Floyd, un hombre negro asesinado por un policía blanco durante su detención.

La víctima, cuya identidad no ha sido revelada, murió como consecuencia de las heridas provocadas por la explosión, que se produjo mientras manipulaba una artefacto para hacer volar por los aires un cajero automático ubicado en una calle de ciudad, informa la ‘NBC’.

Los agentes creen que se trata de una acción “coordinada” y “organizada” con el objetivo de semabar el caos durante las protestas por la muerte de Floyd, ya que numerosos cajeros automáticos fueron detonados a lo largo y ancho de la Filadelfia durante la noche del martes.

El hombre fue trasladado de urgencia al hospital donde no pudo superar sus heridas.