Compartir

Un hombre ha acuchillado hasta la muerte a su ex mujer, en el municipio lucense de Vilalba, y después se ha suicidado. La pareja ya no vivía junta y estaban en proceso de separación.

Según informa ‘El Progreso‘, el crimen fue perpetrado en la casa de la víctima y todo apunta a que el presunto agresor no habría asumido la ruptura. El presunto asesino tenía una orden de alejamiento y otra de prohibición de comunicación con la víctima desde hacía unas semanas, cuando presentó una denuncia contra él.

El cuerpo sin vida de la mujer, Mari Carmen Vázquez Cereijo, de 47 años, fue encontrado hacia las 12:45 horas del domingo, en su garaje, con heridas de arma blanca en el cuello, y en ese mismo lugar encontraron el cadáver del hombre que se había ahorcado.

Al parecer y según cuenta ‘La Voz de Galicia‘, la víctima habría denunciado a sus amigos el mal estado psicológico en el que ella consideraba que se encontraba su exmarido, Manuel Vázquez, de 50 años.

Manuel estaba desaparecido desde el sábado por la mañana, cuando presuntamente salió hacia su lugar de trabajo, en una quesería ubicada en el municipio de Abadín, y a la que nunca llegó. Fue uno de sus hermanos el que interpuso la denuncia por la desaparición.

Los vecinos de Vilalba se han concentrado ante la casa consistorial para mostrar su repulsa por este crimen y el Concello ha condenado en un comunicado oficial lo sucedido. Además han declarado tres días de luto oficial.

En lo que va de año, 33 mujeres han muerto en España víctimas de la violencia machista. Mari Carmen sería la número 1.008 desde 2003, cuando comenzaron a contabilizarse las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas.