Compartir

El tiempo de esta semana será el típico del verano en España porque predominará el cielo despejado en gran parte del país, los termómetros marcarán más de 35 grados en las cuencas de los grandes ríos (primero en el Guadalquivir, el Guadiana y el Tajo, y después se añadirán el Duero y el Ebro) y aparecerá alguna tormenta ocasional, principalmente en el cuadrante noreste peninsular.

Una de las portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, explicó a Servimedia que esta semana “aumenta la estabilidad y se normaliza el tiempo”, que será “el típico de verano, que no destaca por anomalías de temperatura ni olas de calor ni grandes tormentas”.

Gutiérrez comentó que el anticiclón de las Azores bloqueará la entrada de borrascas a España y, al mismo tiempo, se formarán “bajas presiones relativas sobre la península” debido al calentamiento del suelo.

Subrayó que el día más inestable de la semana será el miércoles porque desde capas altas de la atmósfera se descargarán “precipitaciones no muy importantes” en zonas próximas al área cantábrico, los Pirineos y el valle del Ebro, lo que continuaría el jueves en la zona pirenaica.

ALTIBAJOS TÉRMICOS

Respecto a las temperaturas, Gutiérrez indicó que habrá “pequeños altibajos” y los termómetros reflejarán “valores normales o por encima de los normales” para esta época del año. El miércoles se espera una bajada casi generalizada en la península y después habrá un nuevo repunte.

“El viernes y el sábado serán los días más cálidos, con valores entre 36 y 38 grados en la mitad sur peninsular y el valle del Ebro, y de 35 a 36 en la Meseta Norte. Esta situación es muy típica del verano”, apostilló.

Además, habrá noches tropicales (es decir, cuando las temperaturas no bajan de 20 grados) en el litoral mediterráneo y las cuencas del Ebro, el Guadalquivir, el Guadiana y el Tajo.

No obstante, Gutiérrez precisó que generalmente no se apreciarán cambios en el tiempo día a día esta semana, salvo las tormentas del miércoles y el jueves.

Por último, Canarias tendrá nubes en el norte de las islas, con probabilidad de alguna lluvia débil y aislada en las de mayor relieve, y alisios con intervalos de fuerte.