Quantcast

Marjaliza entrega en la Audiencia Nacional documentos de la ‘trama Púnica’ con pagos al PP, PSOE e IU

El empresario arrepentido David Marjaliza ha entregado en la Audiencia Nacional nueva documentación relacionada con la ‘trama Púnica’ que revela presuntos pagos al PP, PSOE e IU en las localidades madrileñas de Pinto, Parla, Valdemoro o Aranjuez.

Esa contabilidad manuscrita está datada entre 1999 y 2002, por lo que cualquier posible delito estaría prescrito. Las anotaciones indican presuntas mordidas pagadas a varios partidos. Según las declaraciones de Marjaliza durante la investigación de esta causa, la ‘contabilidad B’ de la trama fue quemada a raíz de un chivatazo de un guardia civil, que ya fue condenado por ello.

Ahora, el empresario arrepentido aporta estos datos de una fecha que impediría su investigación, con la intención de respaldar su versión de lo sucedido. Los empresarios acusados por Marjaliza y que están imputados en esta causa, niegan el pago de estas mordias. Este aporte de documentos llega cuando la instrucción del ‘caso Púnica’ está llegando a su fin.

El plazo de conclusión de la misma estaba expiraba este mes, pero se ha alargado hasta finales de agosto como consecuencia de la suspensión de plazos procesales con motivo del estado de alarma decretado a partir del 14 de marzo.

Según esa contabilidad, se habría pagado al PSOE de Pinto un total de 240.000 euros en Pinto por una recalificación de terrenos y otro más tarde de 60.000 euros como compensación al incremento del valor del suelo de un apartahotel. Las comisiones pagadas al Partido Socialista sumarían según la documentación alrededor de 915.000 euros, dado que era el partido que gobernaba en la mayor parte de los municipios madrileños involucrados

También hubo mordidas para el PP, pero mucho menores en esa época. Las principales de concentran en Valdemoro, cuyo consistorio estuvo gobernado por Francisco Granados hasta 2003. En el período de referencia, el PP habría cobrado alrededor de 88.000 euros, independientemente de las operaciones de financiación irregular de los populares a partir de facturas falsas.

Según la documentación aportada por Marjaliza, los pagos de comisiones se repartían de manera proporcional al peso de la fuerza política, de manera que IU también habría entrado en el reparto en Valdemoro, donde habría cobrado presuntamente una cifra superior a los 15.000 euros.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook