Quantcast

Mares Circulares retira 2.523 piezas de microplásticos

El programa Mares Circulares ha finalizado con éxito las pruebas del prototipo de robot Clean-Dock en el puerto de Gijón para la limpieza de microplásticos con la retirada de 2.523 piezas de entre 80 y 1.400 micras. Este robot ha sido diseñado por la start-up Semillas del Cantábrico y es un proyecto apoyado por Coca-Cola y cofinanciado por The Coca-Cola Foundation.

Esta acción, según cuenta la organización, que se ha desarrollado en el puerto de Gijón durante un mes y medio pretende alcanzar un modelo de economía circular a través de tres mecanismos: limpieza, sensibilización e integración en la cadena de valor.

Durante este tiempo, el robot recolectó también macroplásticos, en concreto 16 kilos, de los cuales, 7 eran de plásticos y, otros dos kilos eran de la categoría PET (tereftalato de polietileno) usado en envases de bebidas.

El prototipo Clean-Dock ha podido recoger residuos marinos localizados hasta un metro de profundidad en las dársenas portuarias, donde otros medios de recuperación no pueden llegar a actuar, tal y como señala Mares Circulares. Por ello, los expertos han considerado que este robot puede ser utilizado en materias de prevención antes de que los residuos lleguen a alta mar.

“Los resultados obtenidos evidencian el buen resultado del uso de este prototipo, ya que permite una recolección y caracterización desde los macro residuos hasta los microplásticos de un tamaño de hasta 80 micras, lo que no solo permite una labor eficiente sino también la retirada sistemática de estos elementos, que generan un impacto negativo en la biodiversidad”, ha asegurado la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Parteners Iberia, Carmen Gómez-Acebo.

Por su parte, el director de Operaciones de Semillas del Cantábrico, Gonzalo Viñuela, ha reconocido que los microplásticos más frecuentes entre las muestras han sido fragmentos, fibras y esponjas.

“Durante el funcionamiento del prototipo han destacado piezas de plástico de entre 2,5 y 50 centímetros, así como bolsas de plástico, asociadas a la actividad humana. Los microplásticos más frecuentes entre las muestras analizadas son fragmentos, fibras y esponjas, es decir, derivados de la degradación de objetos plásticos de mayor tamaño”, ha explicado.

Por último, este proyecto, de acuerdo con Mares Circulares, forma parte de la apuesta por la innovación en la recogida que ellos mismos promueven y en la que también colabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En este programa, y en particular en la última edición, un total de 30.912 personas han tenido accesos a distintas acciones de formación y sensibilización y se han contado con más de 11.000 voluntarios, capaces de recoger 313 toneladas de residuos en playas y entorno acuáticos de España y Portugal.

Comentarios de Facebook