Compartir

Los coches, las furgonetas, los camiones y los autobuses que se vendan en la 2022 podrían estar obligados a ir equipados con nuevas tecnologías de seguridad para proteger a pasajeros, peatones y ciclistas, entre ellas un sistema que bloquea el arranque del vehículo si detecta que el conductor está borracho, según un acuerdo provisional alcanzado este martes por negociadores del Parlamento Europeo y la Presidencia rumana del Consejo de la UE.

Este acuerdo provisional sobre el Reglamento general de seguridad revisado parte de una propuesta realizada por la Comisión Europea el pasado mes de mayo. El acuerdo en las negociaciones tripartitas comunitarias tendrá que ser aprobado formalmente por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

Los nuevos dispositivos de seguridad que podrían ser obligatorios a partir de 2022 varían según los vehículos. Para coches, furgonetas, camiones y autobuses está la instalación de bloqueo del vehículo por detección de alcohol en el conductor, advertencia de somnolencia y distracción (por ejemplo, el uso del teléfono móvil durante la conducción), asistentes de velocidad inteligentes, marcha atrás segura gracias a cámaras o sensores y un registrador de datos en caso de accidente (caja negra).

Para coches y furgonetas, los dispositivos son asistencia de mantenimiento de carril, frenado de emergencia avanzado, cinturones de seguridad mejorados gracias a pruebas de colisión, ampliación de la zona de impacto en la cabeza y más protección de los ocupantes ante impacto lateral.

Para camiones y autobuses, habría requisitos específicos para mejorar la visión directa de los conductores de autobuses y camiones y eliminar los ángulos muertos, y sistemas situados en la parte delantera y en el lateral del vehículo para detectar y advertir a los usuarios vulnerables de la vía pública, especialmente cuando se hagan giros. Y para furgonetas, camiones y autobuses, las instituciones comunitarias proponen un sistema de control de presión de neumáticos.

Los nuevos dispositivos de seguridad pasarían a ser obligatorios a partir de mayo de 2022 para los vehículos nuevos, salvo el sistema de visión directa para los camiones y autobuses y la ampliación de la zona de impacto en la cabeza en turismos y furgonetas, que se introducirán posteriormente debido a los cambios estructurales de diseño que se necesitan. La obligatoriedad se extendería a mayo de 2024 vendidos antes de mayo de 2022.

25.000 MUERTES ANUALES

Las nuevas tecnologías presentes en el mercado pueden ayudar a reducir el número de muertos y heridos en las carreteras de la UE, ya que el 90% de los accidentes se deben a errores humanos. En mayo de 2018, la Comisión propuso la obligatoriedad de algunas de estas medidas de seguridad de los vehículos, incluidos sistemas que reducen el peligroso ángulo muerto o avisan al conductor en caso de somnolencia o distracción.

Los dispositivos avanzados de seguridad reducirían el número de accidentes, harían posible una movilidad cada vez más conectada y automatizada e impulsarían la innovación y la competitividad de la industria automovilística europea.

La Comisión Europea espera que las medidas propuestas contribuyan a salvar más de 25.000 vidas y eviten al menos 140.000 lesiones graves de aquí a 2038, lo que contribuirá al objetivo de la UE a largo plazo de aproximarse a cero víctimas mortales y heridos graves de ahora a 2050.

Además de proteger a las personas en las carreteras europeas, los nuevos dispositivos avanzados de seguridad ayudarán a los conductores a acostumbrarse gradualmente a la nueva conducción asistida. El aumento del grado de automatización ofrece un gran potencial para compensar los errores humanos y ofrecer nuevas soluciones de movilidad para las personas mayores y las personas con discapacidad física.

En los últimos años, la UE ha introducido medidas obligatorias que contribuyeron a una reducción de cerca de 50.000 accidentes mortales al año, entre ellas sistemas electrónicos de control de la estabilidad en todos los vehículos, sistemas avanzados de frenado de emergencia y sistemas de advertencia de abandono del carril en camiones y autobuses.

(SERVIMEDIA)