Compartir

El Gobierno obligará a todos los trabajadores de actividades no esenciales a permanecer en casa desde este lunes 30 de marzo hasta el jueves 9 de abril, ambos incluidos, por lo que la medida afectará a ocho días laborables que serán seguidos de los festivos de Semana Santa, que también habrá que pasar en el hogar.

Durante este periodo, los trabajadores afectados gozarán de “un permiso retribuido recuperable”, de forma que continuarán recibiendo su salario con normalidad pero, una vez termine la situación de emergencia sanitaria, deberán recuperar las horas de trabajo no prestadas,

Esos trabajadores afectados por el cierre de la actividad no esencial aprobado por el Consejo de Ministros para endurecer el estado de alarma en la lucha contra la pandemia del Covid-19 deberán recuperar las horas no desempeñadas antes del 31 de diciembre.

Así lo indicó la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado este domingo en el Palacio de la Moncloa para aprobar la medida anunciada ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de cerrar todas las actividades consideradas no esenciales, con el objetivo de “endurecer el confinamiento” del estado de alarma por el coronavirus.

Según resaltó la ministra de Trabajo, la intención del Ejecutivo con esta medida es “conseguir una movilidad absolutamente reducida” de forma que se conviertan “todos los días de la semana en domingos”.

(SERVIMEDIA)