Compartir

España registró 424.523 defunciones en 2017, 13.912 más que en el ejercicio anterior, lo que supone un aumento del 3,4% respecto a 2016. Por sexos, fallecieron 214.236 hombres (un 2,5% más que en 2016) y 210.287 mujeres (un 4,3% más).

Así lo revelan los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan una tasa bruta de mortalidad de 912,3 fallecidos por cada 100.000 habitantes (un 3,2% más respecto al año anterior).

El suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa, con 3.679 fallecimientos, un 3,1% más que en 2016.

Por detrás se situaron el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.116 muertes y un aumento del 14,1%) y las caídas accidentales (con 3.057 y un incremento del 1,3%).

Los accidentes de tráfico causaron 1.943 fallecimientos, lo que supuso un 2,8% más que en 2016. Entre las personas que murieron por accidente de tráfico, 406 fueron peatones (de ellos, el 51,7% tenían 70 o más años).

Las principales causas de muerte externa en los hombres fueron el suicidio (con 2.718 fallecidos), las caídas accidentales (1.603) y los accidentes de tráfico (1.507). En cambio, las caídas accidentales (1.454 fallecidas), el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.450) y los suicidios (961) fueron las principales causas externas de muerte en las mujeres.

La tasa de mortalidad masculina fue de 938,4 fallecidos por cada 100.000 hombres (con un incremento del 2,4%) y la femenina, de 887,2 por cada 100.000 mujeres (un 4,0% más).

El 96,3% de las defunciones se debieron a causas naturales (enfermedades), ya que en 2017 fallecieron 408.686 personas por estas causas, un 3,5% más que en 2016.

SEGÚN EDADES

Entre los menores de un año, el 78,9% de las defunciones se debieron a afecciones perinatales y a malformaciones congénitas (55,9% y 23,0%, respectivamente).

Los tumores fueron la principal causa de muerte en los grupos de edad entre uno y 14 años (30,2% del total) y entre 40 y 79 años (44,3%). El segundo motivo en el grupo de uno a 14 años fueron las causas externas (22,4% del total), mientras que en el de 40 a 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (22,2%).

Las principales causas de muerte entre las personas de 15 a 39 años fueron las externas (41,1% del total) y los tumores (23,8%).

Por último, en los mayores de 79 años las enfermedades del sistema circulatorio (33,1% del total) y los tumores (16,9%) fueron los principales motivos de defunción.

El grupo de enfermedades del sistema circulatorio se mantuvo como la primera causa de muerte en 2017 (con 263,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (243,4) y de las enfermedades del sistema respiratorio (110,9).

Según el INE, los fallecimientos por enfermedades del sistema respiratorio aumentaron un 10,3% respecto a 2017, mientras que los debidos a enfermedades del sistema circulatorio crecieron un 2,2% y los originados por tumores un 0,3%.

Si atendemos al sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres (con 300,1 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 188,8). El número de fallecimientos por esta causa descendió un 0,2% en los hombres respecto a 2016 y se incrementó un 1,0% en el caso de las mujeres.

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (279,7 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (246,1). Los fallecimientos por estas causas aumentaron un 2,8% en las mujeres y un 1,6% en los hombres.

Dentro de las enfermedades circulatorias, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…) volvieron a ocupar el primer lugar en número de defunciones, con un incremento del 0,8% respecto al año anterior. Le siguieron las enfermedades cerebrovasculares, que descendieron un 0,7%.

Por sexo, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, causando un 0,3% más de muertes que en 2016. Entre las mujeres fueron las enfermedades cerebrovasculares (con una disminución del 1,2%).

Los tumores responsables de mayor mortalidad volvieron a ser el cáncer de bronquios y pulmón (aunque con un 0,3% menos de fallecimientos que en 2016) y el cáncer de colon (que causó un 3,2% menos).

Estos tipos de cáncer fueron los más frecuentes entre los hombres y, en ambos casos, ocasionaron menos fallecimientos que en el año anterior (el de bronquios y pulmón bajó un 2,0% y el de colon un 4,4%).

Entre las mujeres, el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (con un 1,6% más de defunciones que en 2016), seguido del cáncer de bronquios y pulmón (con un 6,4% más). Éste último se sitúa, por primera vez, en segundo lugar entre las mujeres.

Entre las causas más frecuentes, el mayor incremento en el número de defunciones respecto a 2016 se produjo en la neumonía (10,7% más en hombres y 12,5% más en mujeres).