Compartir

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) indicó este viernes que el resultado neto de 2018 decreció un 50% como consecuencia de las inversiones realizadas, aunque la facturación creció un 3% respecto a 2017.

Estos datos aparecen en la ‘Memoria Anual 2018’, donde Anfac refleja que la facturación alcanzó los 66.550 millones de euros. “El incremento de la inversión ha hecho que el resultado no esté alineado con la facturación”, explicaron desde la patronal. “Que los resultados no hayan sido tan brillantes porque las empresas están invirtiendo es una buena noticia”, puntualizaron.

En el informe también se refleja cómo las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron en 2018 un 7%, hasta las 1.321.438 unidades entregadas. Por su parte, las comercializaciones de vehículos comerciales subieron cerca de un 7,7%, mientras que las de vehículos industriales cayeron cerca de un 2,2%. Según la memoria, el mercado en su conjunto creció un 7%.