Compartir
Pixabay

La maquinaria administrativa se ha puesto en marcha par cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo que el pasado viernes resolvió que las prestaciones por maternidad deben estar exentas del pago del IRPF, por lo que se preparan para devolver el dinero devengado desde 2014 por este concepto. Es más, según ha publicado ‘La Información’, la Seguridad Social estaría ya eliminando estas retenciones, “tanto a las madres como a los padres”, sin aguardar a que Hacienda habilite la devolución.

Pese a que la sentencia del Supremo se refiere a “maternidad”, desde el Ministerio de Trabajo no creen que Hacienda vaya a tener “ningún problema en ampliar el criterio a la paternidad”, y añaden “que sería extraño que se hiciese esta distinción en un gobierno como éste”. Así apuntan que “ya desde este mes empezarán a abonarse las prestaciones de IRPF sin esa retención, en cuanto la actualización informática esté operativa”.

El Sindicato de Técnicos de Hacienda han calculado que el Ejecutivo tendrá que devolver a los contribuyentes unos 1.300 millones del euros, tras las sentencia del Supremo.