Compartir

1EN LA ADOLESCENCIA Y LA VEINTENA

Patineta, Juventud, Skater Boy, Patinador, Adolescente

Tanto si eres hombre como mujer, cada año deberías visitar a tu especialista de salud sexual para pasar una revisión completa y asegurarte de no tener infecciones, enfermedades de transmisión sexual o cualquier otra anomalía. Si eres mujer, se recomienda que cada dos años te realices una citología cervical para prevenir el cáncer de cérvix. También es recomendado un test del virus del papiloma humano. Si eres hombre no es necesario hacer revisiones anuales, pero los expertos sí inciden en autoexplorarse los testículos regularmente para advertir cualquier variación de tamaño o consistencia. En caso de dolor, hay que consultar rápidamente con el especialista.

Según la Dra. Alicia Taboada, Endocrinóloga, “a partir de los 14 años conviene tomarse la tensión cada 4 o 5 años, excepto en casos de riesgo cardiovascular (tabaquismo, diabetes…) donde el especialista puede valorar aumentar la frecuencia”.

“A los deportistas menores de 35 años se les recomienda realizarse una historia clínica adecuada y un examen del aparato circulatorio”, explica el Dr. Miguel Ángel García Fernández, catedrático de Medicina e Imagen Cardíaca y miembro de Doctoralia. “Un electrocardiograma es básico por ser una herramienta simple que permite detectar de manera fácil anomalías relacionadas con la muerte súbita”.

Una buena salud bucodental también ha de empezar a edades tempranas. “En la adolescencia, debido a que el sistema inmunitario se está formando, aún es más importante hacerse una revisión anual”, apunta Elisa Vargas, dentista del centro CENTIA. En esta época existe un alto riesgo de aparición de caries y problemas de encías, que pueden solucionarse visitando al especialista.

Aunque relacionamos las vacunas con la infancia, nada más lejos de la realidad. Si no hemos recibido la vacuna del tétanus, la de la tosferina o la de la difteria ahora es buen momento para hacerlo.

Atrás