Compartir

El precio de los carburantes ha bajado durante los últimos días y se ha situado en sus niveles más bajos desde mediados de abril, aunque la gasolina sigue costando un 14,3% más que en enero y el diésel un 10,4% más.

Con ello, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Servimedia, con respecto a hace un año, el diésel es un 0,3% más costoso, incremento que en el caso de la gasolina asciende al 0,9%.

En concreto, el precio de la gasolina esta semana es de 1,349 euros por litro, lo que supone un descenso del 0,59% con respecto a los 1,357 euros de hace una semana. Por su parte, el del gasoil ha bajado a 1,247 euros, un 1,11% menos que los 1,261 euros de la última referencia.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 74,20 euros, 44 céntimos menos que hace una semana, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 68,59 euros, 77 céntimos menos que en la referencia anterior.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-28 el precio de la gasolina se situó en 1,488 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,369 euros. Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,538 euros por litro y el del gasoil en 1,366 euros.