domingo, 27 septiembre 2020 16:54

Las tres opciones que se barajan para rescatar a Julen del pozo

“En ningún momento hemos escuchado las voces del crío”, así de contundente se ha mostrado Julián Moreno, director general del Consorcio de Bomberos y director técnico del dispositivo de rescate. En una entrevista en ‘COPE’, Moreno ha destacado los esfuerzos que los equipos de rescate están llevando a cabo para acceder al interior del pozo en el que cayó el pequeño, este domingo, en Totalán (Málaga).

En declaraciones a ‘Herrera en Cope’, Moreno ha asegurado que se ha llegado a “fabricar una serie de artilugios” para poder penetrar y extraer tierra del minúsculo agujero. Además destaca que trabajan con la esperanza de encontrar al niño bajo una capa de tierra que se habría desprendido, y que no haya caído hasta el fondo.

Por otra parte, el portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Bernardo Moltó, ha reconocido que continúan sin tener rastro del niño, pero ha insistido en que seguirán ahí “hasta localizarle”. En una comparecencia ante los medios, y preguntado acerca de si barajan otras posibilidades, Moltó se ha mostrado contundente “buscamos soluciones al rescate, no investigamos otra cosa”.

En su declaración, Moltó ha confirmado que en el lugar en el que trabajan se ha encontrado una “bolsa y un vaso” pero ha subrayado, que desconocen si pertenecían al niño.

En cuanto a la estrategia de rescate, ha anunciado que se barajan tres opciones diferentes, y que se pondrán en marcha, según llegue el material necesario para emprender las distintas acciones y, siempre, según el consejo de los topógrafos.  Las medidas a poner en práctica pasan por intentar extraer tierra con un sistema anexado a un camión; abrir un pozo paralelo, (aunque no podrían hacerlo sin antes entubar el del pozo en el que habría caído el niño); y una perforación a cielo abierto.

Según Moltó, continúan siendo un centenar de efectivos los que están desplegados en distintas carpas a lo largo de la montaña.

Hasta el momento, los trabajos les han situado alrededor de los 73 metros, frente a los 100 que se estima tiene el pozo. Moltó ha reconocido que “es muy difícil trabajar en un espacio tan pequeño”, cuenta que trabajan “sobre un tapón” y que no saben lo que hay.

El portavoz de la Guardia Civil se ha mostrado agradecido por la disposición de muchas empresas privadas, que se han prestado a colaborar.