Quantcast

Liberada en Huelva una menor embarazada que había sido vendida por sus padres por 8.000 euros

La Policía Nacional ha liberado en Huelva a una joven de 16 años embarazada que había sido vendida por sus padres a una familia rumana a cambio de 8.000 euros para que contrajera matrimonio con un varón de la misma familia. La menor ha sido trasladada a un centro de menores de la Junta de Andalucía.

Según informó la Policía, se ha detenido a cuatro personas en la provincia de Huelva, entre ellas la madre de la víctima, que ha ingresado en prisión, y el padre, arrestado en Rumanía con la colaboración de la Policía de aquel país.

La investigación comenzó el pasado mes de agosto, cuando los padres de la chica denunciaron falsamente su rapto en Rumanía, explicando que el secuestro lo habían perpetrado en plena calle cuatro individuos y que habían tenido noticias del mismo a través de una joven de su misma localidad.

También afirmaron que habían intentado ponerse en contacto con la víctima a través de su teléfono móvil y de familiares y amigos, sin obtener resultados. Añadieron que fue la propia menor quien contactó con ellos mediante una llamada telefónica en la que decía estar en España, casada con un varón rumano del que desconocía sus datos personales.

Más adelante, dijeron, les pidió dinero para poder regresar a casa y comprar algo de ropa, ya que sufría palizas y era obligada a prostituirse. A su vez, según su versión, recibieron llamadas de la matriarca de esa familia rumana reclamándoles 150 euros para costear un aborto y otra posterior de su hija solicitándoles 350 euros.

VENDIDA POR 8.000 EUROS

Finalmente, los agentes constataron que la familia habría pagado a los padres 8.000 euros a los padres de la víctima a cambio de un documento mediante el que autorizaban a su hija a salir de Rumanía y vivir en España.

Este escrito, cuya legalidad ya ha sido comprobada, fue hallado por los agentes en el momento de las detenciones. Además, los únicos pagos que han podido constarse son los recibidos por la madre de la menor, quien llegó a confesar que su intención real era recuperar a su hija para volverla a vender a otro ciudadano rumano que tenía más capacidad económica que el anterior.

Los agentes no pudieron acreditar lo que habían explicado en su denuncia. En una primera intervención detuvieron a los miembros de la familia rumana que supuestamente la tenía retenida, por su supuesta implicación en un delito de trata de seres humanos a través de matrimonios forzados. Se trataba de una madre y sus dos hijos entre los que se encontraba el marido de la menor, quien fue arrestado además por un presunto delito de abusos sexuales.

Para la detención de los padres se solicitaron sendas Órdenes Europeas de Detención y Entrega por simulación de delito y por trata de seres humanos para la realización de matrimonio forzado.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook