Compartir

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha concedido una entrevista a ‘Espejo Público’. En una de sus pocas apariciones en los medios de comunicación, el político ha aceptado  responder a todas las preguntas de Susanna Griso por tratarse de un programa en directo aunque da por hecho que luego vendrán ‘los cortes’, según ha asegurado.

La presentadora no ha dudado en preguntarle sobre su pensamiento sobre la homosexualidad: “¿Si tuviera un hijo gay le llevaría a terapia?”, algo que descartaba de forma contundente el entrevistado: “No, le querría igual”.

Al recordar la reciente dimisión de Fernando Paz como candidato de Vox al Congreso de los Diputados por Albacete, tras sus polémicas declaraciones en las que sí dijo que llevaría a terapia a un hijo gay, Abascal ha justificado su salida como “un acto de generosidad para no dañar al partido”.

El político ha añadido que ha tenido familiares gays y que desde Vox no hay homofobia. Lo que se va a promover, ha dicho, es la libertad del colectivo criticando “el lobby LGTBI que les obliga a tener una bandera y su bandera es la de España”.

En cuanto al matrimonio, Abascal asegura que su definición es la unión entre un hombre y una mujer, y que una pareja homosexual tiene derecho a disfrutar de una unión civil pero que eso no es un matrimonio.