Compartir
Corriere della Sera

Las tubas del jardín alemán del Vaticano donde supuestamente podría estar el cuerpo de la niña de 15 años desaparecida en 1983, Emanuela Orlandi, están vacías, tal y como anuncia ‘El Corriere della Sera‘.

Como habíamos informado, la Fiscalía italiana procedía este jueves a la apertura de dos sarcófagos que pertenecían a dos princesas alemanas enterradas en uno de los recintos del ciudad papal del Vaticano. Tras el procedimiento se ha podido constatar que éstos estaban vacíos, esfumándose de esta manera las esperanzas de los allegados de la desaparecida por cerrar el caso. Así lo ha explicó la abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò, tras la exhumación.

El pasado mes de octubre el caso regresaba a las portadas de los principales diarios alpinos después de que un grupo de operarios encontrara los restos de dos cadáveres durante unas obras en la Santa Sede. Se pensó éstos podían pertenecer a Orlandi y a otra joven desaparecida, cuyos casos tenían algunos puntos en común.

El Vaticano delegó la investigación en la Fiscalía de Roma que ordenó un examen de ADN. Los resultados fueron negativos.

Al parecer, un anónimo recibido por la familia de la desaparecida señalaría una de las tumbas de este camposanto como el lugar donde se encuentra el cuerpo de Ornaldi. “Buscad donde indica el ángel”, rezaba el anónimo que recibieron junto a una fotografía de la tumba.

Tanto la abogada Sgró como el hermano de la joven desaparecida, Pietro Orlandi, se mostraron sorprendidos y contrariados al comprobar que las dos sepulturas estaban vacías. Tampoco la familia de las dos princesas está al corriente de dónde se encuentran los cuerpos.