Compartir

El pequeño Julen continúa desaparecido 60 horas después de que el pasado domingo cayera por un minúsculo pozo en el municipio malagueño de Totalán. Las últimas pruebas sitúan al niño en su interior.

Según ha confirmado el delegado del Gobierno en Andalucía a la ‘Cadena SER’, se ha encontrado pelo en el pozo, y las pruebas de ADN  han confirmado que pertenece al niño.

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha revelado que “se encontró un poco de pelo en el túnel y las pruebas que se realizaron por parte de la Guardia Civil certifican que es del niño. Nos da una cierta certeza de que el niño está ahí, en ese pozo”.

Hallado pelo en el pozo: las pruebas de ADN confirman que es de Julen. Lo acaba de decir Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía en @HoyPorHoy https://t.co/b1pCnzrf1v

Las labores de rescate se intensifican y en las últimas horas se han sumado ocho expertos en rescates mineros procedentes de Asturias. Los expertos confían en poder terminar la operación en 48 horas.

Desde esta madrugada, además, se trabaja en dos nuevos túneles para llegar al niño. Uno de ellos, horizontal, de un metro de ancho y entre 50 y 80 metros de largo; y otro paralelo que les permitiría llegar al niño. Este nuevo plan se ha activado, después de que la extracción de arena por el tubo principal haya encontrado problemas, al dar con otro tapón.

Los expertos asturianos que se han sumado al dispositivo, pertenecen a la Brigada de Salvamento de la empresa pública Hunosa, perteneciente a la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y la medida la habría impulsado la ministra de defensa, Margarita Robles. Se trata de ingenieros y brigadistas, “todos especializados en rescates mineros”, dotados con “respiradores y autorrescatadores para personas”, con la finalidad de acceder al niño en la última parte de la excavación de una galería horizontal impulsada este martes por el dispositivo de emergencia”.

También se ha querido contar con un grupo de expertos que ayudaron a rescatar a la treintena de mineros que quedaron atrapado en Chile, en 2010, de la compañía “SPT (Stockholm Precision Tools). Confían que aporten la herramienta y tecnología necesaria para llevar a cabo la prospección y la localización exacta.