Compartir

Amnistía Internacional (AI), junto a la Federación Internacional de Planificación de la Familila y Women’s Link Worldwide, alertó hoy de cómo la pandemia de Covid-19 ha incrementado los niveles de inseguridad y violencia contra las mujeres en toda Europa.

En concreto, alertó de que las llamadas de victimas de violencia de género han aumentado hasta un 60% por la pandemia mundial, en comparación con el mismo periodo del año pasado, en algunos paises de Europa.

“Durante esta crisis de salud y después de la pandemia de Covid-19, los derechos de las mujeres y las niñas deben ser respetados y garantizados”, afirmó Viviana Waisman, presidenta y directora ejecutiva de Women’s Link Worldwide.

Ya antes de la epidemia, una de cada cinco mujeres sufría violencia de su pareja en el hogar en Europa. Los confinamientos y las medidas de aislamiento para contener la propagación del virus han expuesto a las mujeres y las niñas a mayores riesgos de abusos en el ámbito familiar a manos de sus parejas o de otros miembros de la familia, y a menudo las dejan sin el apoyo que tanto necesitan, resaltó AI.

Para las afectadas por violencia de género, incluida la violencia sexual, los elevados niveles de impunidad y los obstáculos para acceder a la justicia vienen siendo uno de los mayores desafíos en la región incluso antes del Covid-19. “Es fundamental que, al mismo tiempo que toman medidas adecuadas en materia de salud pública, los Estados cumplan también con sus obligaciones internacionales de garantizar la diligencia debida en la investigación de todos los casos de violencia de género, tanto durante los confinamientos como después de que se levanten las restricciones”, subrayó AI.

“Europa no será la misma después de la Covid-19. La pandemia es una crisis sin precedentes con graves consecuencias de derechos humanos para las mujeres y las niñas. Paradójicamente, estos tiempos sombríos nos brindan la oportunidad de hacer más para superar la discriminación y la desigualdad”, destaco Marie Struthers, directora regional para Europa de Amnistía Internacional.

“Hacemos un llamamiento a los Estados para que escuchen las voces de las mujeres y conviertan Europa en un lugar mejor para todas las mujeres y niñas después de la Covid-19”, concluyó.

(SERVIMEDIA)