Compartir

Un grupo de profesionales de la comunicación de Cataluña ha lanzado lo que denomina como “campaña fake” para evidenciar la manipulación independentista, que afirman se refleja en noticias falsas o en interpretaciones distorsionadas de la realidad.

De esta iniciativa informó este miércoles la patronal Empresaris de Catalunya, que explicó que de esta forma se quiere poner de manifiesto la “estrategia perversa” que siguen los secesionistas catalanes al relacionar sus objetivos políticos con valores o figuras positivas, como la democracia, Nelson Mandela o Luther King.

Esta “campaña fake” usa “las mismas técnicas de marketing que los independentistas catalanes” para evidenciar las estrategias que han usado “como herramienta de manipulación masiva en un contexto de postverdad, que contrapone la creación de un hipotético futuro dorado para Cataluña a un ficticio enemigo opresor, España, que imposibilita la consecución del ideal imaginario”.

Para ello, los promotores de esta iniciativa han elaborado carteles y un vídeo, en los que se ridiculiza la forma en la que los secesionistas catalanes exageran, mienten o se apropian de conceptos positivos para defender sus tesis.

Así, en uno de los carteles elaborados para esta “campaña fake” aparecen el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente sudafricano Nelson Mandela, junto a los cuales aparece un texto en inglés con el encabezamiento “Ponte en el lado correcto de la Historia. Apoya a la república catalana”.

“ODIA A ESPAÑA”

En el texto, se incluyen afirmaciones como “los catalanes son genéticamente superiores a los españoles” o que “durante demasiado tiempo la rica región de Cataluña ha venido sufriendo el apartheid económico de España”. Finalmente, en el propio texto se dice que este tipo de aseveraciones son falsas, pero se añade que “a quién le importa la verdad nunca más”.

Otro de los carteles lleva el fondo amarillo y la firma de la Crida Nacional por la República, el movimiento político que impulsa Carles Puigdemont. Sobre este fondo se incluye el siguiente lema en inglés, bajo una corona tachada: “Look calm y hate Spain” (mantén la calma y odia a España).

Los promotores de esta campaña concluyen que con esta iniciativa pretenden “hacer un llamamiento a artistas, estudios de diseño, agencias de comunicación, realizadores y productoras, catalanas y del resto de España para que anónima o públicamente ayuden a restablecer la convivencia en Cataluña, creando mensajes que llamen a la búsqueda de espacios comunes y apuesten por la convivencia”.