Compartir
Twitter / El programa de Ana Rosa ‏

Cinco años después de la muerte de Asunta se han conocido los detalles de la vida de sus padres en prisión. Estos fueron condenados a 18 años de prisión por su asesinato, que fue agravado por el parentesco que les unía con su hija. La niña, de origen chino, murió a los 12 años de edad.

Según informa ‘ABC’, la vida de los padres de Asunta transcurre de forma tranquila. A pesar de no estar juntos, tanto Rosario Porto como Alfonso Basterra están plenamente integrados en el día a día de la cárcel. Ella está entre rejas en A Lama (Pontevedra). Allí lee, escribe, va a la biblioteca y a misa.

Por otro lado, él está encerrado en el penal de Teixeiro (La Coruña). Según informa la misma fuente, su día a día trascurre de la misma forma. Alfonso se ocupa del reparto de la comida, por el que recibe un pequeño sueldo.