Compartir

El temporal de levante más intenso en abril en los últimos 80 años amainará este lunes coincidiendo con el último día de la Semana Santa y después de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activara el aviso rojo por riesgo extremo de lluvias fuertemente persistentes en el litoral norte de Alicante y la costa sur de Valencia entre las 22.00 horas de este domingo y las 6.00 de hoy.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que este lunes aún se mantienen avisos amarillos (el más bajo en una escala de tres niveles de riesgo) por temporal marítimo en siete provincias mediterráneas (Barcelona, Girona, Tarragona, Alicante, Castellón, Valencia y Baleares), donde soplará viento del noreste de fuerza 7 y se esperan olas de tres metros de altura con mar de fondo.

Además, hay aviso amarillo por rachas fuertes de viento de hasta 70 km/h en Barcelona y Alicante, y por lluvias persistentes hasta el mediodía en el litoral norte de Alicante y la costa sur de Valencia.

Este lunes continuarán las precipitaciones y las ocasionales tormentas en las provincias levantinas, que podrán ser localmente persistentes o puntualmente fuertes en zonas próximas a los litorales, principalmente en el entorno del Cabo de la Nao y también en Baleares.

Además, se espera un aumento de la nubosidad en el tercio occidental peninsular por la aproximación de un frente atlántico, con lluvias en general débiles a partir de la tarde en Galicia. En el resto habrá nubosidad de evolución diurna que darán algunos chubascos dispersos en las áreas montañosas. Las temperaturas subirán salvo en zonas del oeste y sur de Galicia, donde podrían bajar.

RÉCORDS DESDE 1939

Esta Semana Santa será recordada por un histórico temporal de levante que ha batido algunos récords históricos de lluvia en abril que no se registraban en el este peninsular en las últimas ocho décadas.

Los datos de los observatorios de la Aemet, recogidos por Servimedia, indican que este Viernes Santo se batió la efeméride más antigua de lluvia en un día de abril, puesto que en Alicante se recogieron 46,8 litros por metro cuadrado, cuando el récord anterior estaba en 42,7 litros por metro cuadrado caídos el 19 de abril de 1946 y la serie histórica de ese lugar comenzó en 1939.

Además, este Viernes Santo hubo otros tres nuevos registros históricos de precipitación máxima caída en un día de abril: 63,6 litros por metro cuadrado en la Base Aérea de Albacete (el anterior récord eran 50,6 litros del 29 de abril de 1980 y la recogida de datos se inició en 1940); 98,9 litros en el Aeropuerto de Alicante-Elche (38,0 el 15 de abril de 2004, con la serie histórica desde 1967), y 61,0 litros en Albacete (41,6 el 8 de abril de 1990, con 1983 como año de inicio del registro histórico).

Por tanto, de este Viernes Santo llamó la atención tanto que fue el día más lluvioso nunca registrado en Alicante desde 1939 y en la Base Aérea de Albacete de 1940, así como que en el Aeropuerto de Alicante-Elche llovió casi el triple que el anterior récord.

Pero las efemérides no sólo se produjeron este viernes, sino que comenzaron el Jueves Santo, día en que las lluvias se generalizaron en toda la península. Así, este jueves fue el día más lluvioso de abril en el Aeropuerto de Valencia, con 49,6 litros por metro cuadrado (48,3 el 18 de abril de 1982, con datos desde 1966); Teruel, con 53,8 litros (50,7 el 1 de abril de 2007, con 1986 como año de inicio), y el municipio turolense de Calamocha, con 55,6 litros (52,6 el 11 de abril de 2018, con 1993 como comienzo del registro histórico).

El temporal de levante también ha traído otro récord en el Aeropuerto de Alicante-Elche, donde este abril es ya el mes más lluvioso fuera del otoño desde 1967, al acumularse 161,3 litros por metro cuadrado de lluvia desde el pasado jueves.

Y este domingo se rompió otra efeméride, la de día de abril más lluvioso en Jávea (Alicante), donde los pluviómetros recogieron 248,8 litros por metro cuadrado. Salvo los históricos registros de la riada que se produjo en ese lugar entre el 1 y el 3 de octubre de 1957, nunca había llovido tanto en una jornada en ese municipio.

(SERVIMEDIA)