Compartir

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) estima que la suspensión del impuesto a la generación eléctrica anunciada por la ministra Teresa Ribera supondrá un descuento en la factura un poco superior al coste de un café.

Además, en un comunicado, advierte de que la nueva subida en el precio del kilovatio hora que se está produciendo en septiembre superará por sí sola la rebaja en el recibo generada por esta medida.

En la primera mitad de septiembre, la factura del usuario medio se ha encarecido en otro 3,4% (2,74 euros), según el análisis de Facua. De mantenerse este porcentaje al finalizar el mes, el incremento interanual sería del 15,8%.

Por ello, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, considera “una tomadura de pelo” que la ministra para la Transición Ecológica haya afirmado que su medida va a “aliviar la factura eléctrica a los consumidores”.

También califica de “bochornoso” que Ribera “haya anunciado con tanta grandilocuencia una medida que venían reclamando las propias eléctricas desde que se creó el impuesto por el Gobierno de Rajoy y cuyo partido ahora también pide su eliminación”.