Compartir

La Policía Nacional ha detenido en Logroño a un menor de 17 años que conducía a 160 km/h por la A-68 en compañía de su padre, que también ha sido arrestado por jalear al conductor y animarle a que aumentara la velocidad. Ambos están acusados de un delito contra la seguridad vial.

El joven, que se encuentra en un centro de acogida de Logroño, grabó el vídeo hace un par de semanas tras pasar un fin de semana con su padre. Cuando volvió a reunirse con sus compañeros, mostró orgulloso el vídeo ante compañeros y algún profesor.

Los agentes han colgado un tuit con el vídeo del velocímetro, en el que denuncian que la “hazaña” fue grabada con el móvil por el progenitor para publicarlo.