Compartir

La constitución de la mesa de diálogo para encauzar una solución política a la situación en Cataluña entre el Ejecutivo central y el autonómico ha parado para hacer un receso tras algo más de dos horas y media de reunión en el Palacio de la Moncloa.

La mesa bilateral entre los dos gobiernos comenzó cerca las 17 horas, una vez que las dos delegaciones se sentaron en la mesa habilitada en la sala Tàpies. La Moncloa informó a las 19.30 horas que “acaban de parar para un pequeño receso y continúa”.

Con una medida y pactada escenografía, las delegaciones lideradas por Pedro Sánchez y Quim Torra llegaron hasta el edificio del Consejo de Ministros para comenzar la reunión, de la que se ausentó al poco de empezar el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, porque tenía una comparecencia parlamentaria.

En la sala, las dos delegaciones están sentadas una frente a la otra, en una gran mesa rectangular de cristal, con la que se pretendía simbolizar transparencia. La estrechez de la mesa, por su parte, trata de dar sensación de acercamiento. Sánchez y Torra en el centro flanqueados por sus respectivas comitivas.

Una vez finalizada la reunión están previstas las comparecencias, en la sala de prensa principal, del presidente Torra y de la ministra María Jesús Montero, en la estancia en la que habitualmente la portavoz rinde cuentas sobre el Consejo de Ministros.

Este gesto es una distinción del Ejecutivo con el presidente catalán, porque los presidentes autonómicos cuando han mantenido reuniones con Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa han comparecido posteriormente en una sala de menor tamaño, la llamada sala ‘briefing’ del edificio de Portavoz.

La delegación del Gobierno español, con la ausencia del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, enfermo por amigdalitis, está formada por Sánchez; la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; el ministro de Sanidad, Salvador Illa; el ministro de Universidades, Manuel Castells; la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, y el ministro Ábalos.

La catalana está integrada por Quim Torra- que acudió con lazo amarillo en la solapa-; su vicepresidente, Pere Aragonès; los consejeros Jordi Puigneró y Alfred Bosch, las diputadas Elsa Artadi y Marta Vilalta; el diputado Josep Maria Jové, y el exjefe de gabinete de los presidentes Puigdemont y Torra, Josep Rius.

(SERVIMEDIA)