Compartir
Pixabay

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) considera como accidente laboral el crimen de un trabajador tiroteado en Níjar (Almería).

Hace dos años la Audiencia Provincial condenó a un hombre a 36 años de prisión por dos asesinatos: primero acabó con la vida de su mujer, y después asesinó al jefe de ésta.

Ahora, el TSJA considera que “el hecho de que la esposa del autor del crimen fuera empleada del difunto, indica que la acción criminal guarda relación con el trabajo (…) Que el autor del crimen presionara en días previos a M. T.  para que despidiera a su esposa y éste no lo hiciera, tiene conexión directa”, señala.

El TSJA ratifica una sentencia dictada inicialmente por el Juzgado de lo Social número Uno de Almería, que condenó a la Mutua Fraternidad a abonar una pensión de viudedad de 879 euros mensuales, según ‘La Voz de Almería’.