Compartir

La Sala III de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha denegado la suspensión cautelar de la exhumación de los restos de Francisco Franco, tal y como había solicitado su familia.

El tribunal entiende que la medida cautelar solicitada por los nietos del dictador debe ser denegada porque el acuerdo recurrido “no justifica por sí mismo la exhumación de los restos de don Francisco Franco Bahamonde ni produce una situación irreversible que haga perder su finalidad al recurso”.

La exhumación, en cuestión, solamente podrá producirse en virtud del acuerdo que en su momento pueda adoptar motivadamente el Consejo de Ministros y ese acuerdo, susceptible de ser objeto de recurso ante esta Sala, no podrá ser ejecutado sin que previamente los recurrentes hayan podido refrendarlo y recabar la tutela judicial efectiva, incluida la cautelar, y la Sala se haya pronunciado al respecto.

El Tribunal Supremo ha estudiado este lunes la suspensión cautelar de la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos tal y como ha solicitado su familia, frenando así los planes del Gobierno que dio luz verde a la continuación de los trámites para llevarla a cabo el pasado 8 noviembre.

La Sección III de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo decidió únicamente sobre la idoneidad de aplicar la medida cautelar que solicitaron los nietos de Franco alegando que la exhumación plantearía una situación irreversible. La decisión se refiere únicamente a la aplicación de la citada medida sin entrar a estudia el fondo del recurso presentado por la familia.

Con posterioridad, la Sala deberá pronunciarse sobre ese recurso cuya conclusión puede tardar meses en conocerse. El recurso se refiere a los acuerdos del Ejecutivo que establecieron la redacción de un proyecto a Patrimonio Nacional, en su calidad de patrono de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Además, el Ministerio de Justicia pedirá a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que regula la sanidad mortuoria, un informe no vinculante sobre el proyecto de exhumación para ser emitido en un plazo máximo de un mes. También la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha remitido una orden al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, donde se encuentra el Valle de los Caídos, sobre el proyecto necesario para realizar la exhumación. El Gobierno de Pedro Sánchez tiene previsto culminar el traslado de los restos en 2019.