Compartir

La justicia belga estudiará mañana lunes, día 16, las euroórdenes de los exconsellers Toni Comín y Lluis Puig, tras unificar los procesos de tramitación al del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Los tres comparecerán de nuevo ante el juez que se ha hecho cargo de los tres casos, después de que la defensa pidiera un aplazamiento para poder preparar mejor el caso del expresidente.

Por tanto, la Justicia belga examinará las tres euroórdenes de manera simultánea. El magistrado instructor de la causa del `procés´ en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, reclama a Comín y a Puigdemont por los presuntos delitos de sedición y malversación, mientras que a Puig sólo le atribuye un delito de malversación.

Puig y Comín comparecieron ante el juez el pasado 15 de noviembre en que plantearon el aplazamiento. Después, el 25 de ese mismo mes, los tres antiguos miembros del Gobierno catalán reclamados por la justicia española presentaron sus alegaciones a las que respondió la Fiscalía de Bruselas el 5 diciembre, solicitando su entrega por los delitos por los que los reclama el TS. Los últimos argumentos de las defensas se cursaron el 12 de diciembre.

El magistrado de la Cámara del Consejo de Bruselas (tribunal de primera instancia) que examinará las tres euroórdenes es el mismo que ya denegó las primeras órdenes europeas de detención y entrega dictadas en 2017 contra los tres líderes independentistas.

Tanto Puigdemont como Comín han invocado la inmunidad que, según su criterio, les protege como eurodiputados para evitar extradición, aunque el Parlamento Europeo explicitó que ninguno de ellos culminó el proceso de toma de posesión del escaño, por lo que el proceso siguió adelante.

No obstante, el asunto de la inmunidad parlamentaria sigue siendo controvertido y no está cerrado, puesto que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) debe pronunciarse sobre este asunto. El Abogado General del tribunal europeo considera que están protegidos desde el momento de su elección pese a no haber culminado todas las formalidades para recoger el acta. Precisamente sobre este aspecto en relación al caso de Oriol Junqueras se pronunciará por primera vez el TJUE el próximo día 19 de diciembre.

Según su criterio, Junqueras debió ser reconocido como europarlamentario hasta el momento en que fue condenado por el Tribunal Supremo el pasado 14 de octubre, momento en que habría quedado anulado su mandato. La decisión dará respuesta a la cuestión prejudicial planteada por el tribunal que le juzgó. La posición del Abogado General no es vinculante, pero suele ser seguida en una amplia mayoría de los casos por el TJUE.

(SERVIMEDIA)