Compartir

El Papa Francisco protagonizó una curiosa y criticada reacción durante un besamanos en el Vaticano.

En la grabación se aprecia cómo el pontífice aparta su mano derecha, cada vez de forma más violenta, para que los fieles que acuden a saludarle no besen el anillo papal.

No doy crédito. El papa haciendo quiebros manuales en el besamanos (vía @CatholicSat y @crpandemonium). pic.twitter.com/42vk27YRtJ

— Ángel Munárriz (@angel_munarriz) 25 de marzo de 2019

Muchos justifican al Papa diciendo que Francisco quiere eliminar esta reverencia.