Compartir

Bobby Baird, mítico trompetista norteamericano, ha cumplido este lunes 90 años de edad recluido en su domicilio de Lucerne County, en Pensilvania (EEUU), debido a la crisis del coronavirus.

Los vecinos no han dudado en homenajear a su ciudadano más ilustre, quien ha tocado la trompeta para diferentes mandatarios estadounidenses, y han hecho sonar el claxon de decenas de vehículos a medida que desfilaban delante de su casa exhibiendo carteles con mensajes de felicitación y cariño.

Baird, abrumado por las muestras de cariño, salió al porche en compañía de su esposa para agradecer emocionado los parabienes y atender a los medios.