Quantcast

La Fiscalía pide 10 años de prisión para Trapero por sedición, aunque contempla rebajar la condena

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido este lunes 10 años de prisión para el mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero por un delito de sedición debido a su actuación en relación con el referéndum independentista del 1-O. Además, el Ministerio Público ofrece alternativamente una condena por desobediencia que conllevaría una multa y la inhabilitación por espacio de un año y ocho meses.

Entiende el fiscal que el jefe de la policía autonómica incurrió en “inacción” durante el otoño de 2017 y no puso todos los medios para evitar el referéndum que había sido prohibido por el Tribunal Constitucional.

El juicio contra la cúpula de los Mossos se suspendió el 13 de marzo con motivo del decreto del estado de alarma. En este juico están acusados además de Trapero, el exsecretario general de Interior de la Generalitat César Puig, el director general de los Mossos, Pere Soler y la intendente Teresa Laplana.

En una breve sesión en la que todos los miembros del tribunal y demás asistentes han estado con mascarillas y respetando la distancia interpersonal, el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, anunció la modificación de sus conclusiones para orillar la acusación por rebelión y las elevó a definitivas, en consonancia con las condenas a los líderes políticos del ‘procés’ que fueron por sedición.

Esta modificación supone una escasa rebaja de la petición de la fiscalía que solicitaba 11 años por rebelión y cuatro para intendente, para la que sigue solicitando la misma pena pese al cambio de calificación. Las defensas elevarán a definitivos sus escritos el próximo 15 de junio, pero la abogada de Trapero y Laplana ya ha adelantado que solicitará la absolución.

En caso de que el tribunal no vea pruebas suficientes para condenar a los acusados por sedición, el Ministerio Público contempla una posible condena por desobediencia, mucho más leve y que no conlleva penas de prisión.

En ese caso, la Fiscalía propone una pena de multa de 10 meses a razón de 200 euros diarios (60.000 euros) e inhabilitación especial de un año y ocho meses para Trapero, Soler y Puig y cinco meses de multa de 200 euros (30.000 euros) e igual tiempo de inhabilitación para Laplana.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook