Compartir

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en España se situó el pasado mes de mayo en 34.883, lo que representa un 11,2% más que en el mismo periodo de 2018, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En comparación con el mes de abril, la firma de hipotecas sobre viviendas creció un 20,2% y en lo que va de año acumula una subida del 11,7%.

El importe medio en estas hipotecas alcanzó los 124.131 euros, con un aumento del 5%, y el capital prestado fue de 4.330 millones, un 16,8% más.

TIPOS DE INTERÉS

El tipo de interés medio en las hipotecas sobre viviendas fue del 2,62% (un 0,6% superior al de mayo de 2018) y el plazo medio de 24 años. El 57,4% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable y el 42,6% a tipo fijo. Las que fueron a tipo fijo experimentaron un aumento del 12,6% en tasa anual.

El tipo de interés medio al inicio fue del 2,34% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable (con un descenso del 1,2%) y del 3,1% para las de tipo fijo (un 1,8% mayor).

En suma, el número de fincas hipotecadas en mayo se situó en 48.241, un 12,6% más que hace un año. De esta cifra, 1.545 fueron rústicas (-17,8%) y 46.696 fueron urbanas (+14%).

Por comunidades autónomas, las regiones con mayor número de hipotecas sobre viviendas fueron Andalucía (6.572), Cataluña (6.042) y Comunidad de Madrid (5.816).

Las comunidades con las mayores tasas anuales en el número de hipotecas sobre viviendas fueron Castilla y León (40,2%), Islas Baleares (29,5%) y Extremadura (29,1%). Por su parte, las menores tasas de variación anual correspondieron a Canarias (–37,2%), Navarra (–11,3%) y País Vasco (0,9%).

HIPOTECAS CON CAMBIOS

Por otra parte, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros de la propiedad se situó en 6.210, un 9,4% menos que en mayo de 2018.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en mayo se produjeron 5.353 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un descenso anual del 1,5%. Por su parte, el número de operaciones que cambian de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 32,3% y el de hipotecas en las que cambia el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) disminuye un 54%.

De las 6.210 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 35,2% se deben a modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumentó del 9,8% al 18,4%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuyó del 89,3% al 80,7%.