Compartir

Una pareja de osos, una madre y su cachorro, se vieron sorprendidos en plena montaña de la región rusa de Magadan por las fuertes nevadas.

Los animales iniciaron un dramático ascenso para evitar la caída al vacío. La madre, más experimentada y poderosa, logra escalar la escarpada roca sin quitar la vista de su cachorro, al que la subida parece costarle de sobremanera, y cae en repetidas ocasiones, deslizándose por el hielo cuesta abajo.

Finalmente, el pequeño es perseverante y tras un aparatos descenso, logra sobreponerse para reencontrarse con su madre en lo alto de la cima. El vídeo cuenta ya con más de un millón de reproducciones.