domingo, 20 septiembre 2020 22:05

La consejera catalana de Cultura sostiene que “a veces toca ser desobediente ante la injusticia”

La consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borràs, afirmó este miércoles en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que “a veces toca ser desobediente ante la injusticia” cuando se le preguntó si se estaba en un momento en qué al Gobierno catalán le toca obedecer o desobedecer a los tribunales y lo que dicen las leyes.

Borràs hizo estas declaraciones durante este encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, coincidiendo mañana con el primer aniversario de uno de los hechos que marcaría el 1 de octubre de 2018 y los acontecimientos que se desencadenaron después del referéndum ilegal celebrado el año pasado en Cataluña.

Mañana se cumple un año de los registros de la Guardia Civil en la Consejería de Economía, en la Rambla de Catalunya de Barcelona. Estos registros motivaron una concentración espontánea y masiva en el centro de Barcelona en la que tuvo lugar la imagen que después llevaría a prisión a los líderes de Omnium Cutlural, Jordi Cuixart, y de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez.

A cuenta de aquellos hechos, Borràs aseguró esta mañana que “allí no nos podíamos ni imaginar que lo que pasó entonces llevaría a la situación actual, que es que Cuixart y Sánchez llevan un año privados de libertad de forma preventiva, sin juicio, y todo ello por un gesto pacífico”.

Borràs dijo que “no se puede hablar de una violencia que no existió” y manifestó que “vivimos en una situación de despropósito colectivo y hace demasiado tiempo que dura todo esto”. Por ello, llamó a seguir adelante a pesar de la situación de “anormalidad”, pero “siempre con el retrovisor puesto porque no podemos olvidarnos de lo que pasó hace un año”.

En este sentido, para el primer aniversario del 1 de octubre, la consejera de Cultura de la Generalitat anunció que en el centro cultura Arts Santa Mónica, en la Rambla de Barcelona, se instalará una exposición que ya pasó por Bruselas y Perpiñán que lleva por título ’55 urnas para la libertad’.

Se trata de una exposición que recoge las obras de arte de 55 artistas catalanes e internacionales que muestran su visión de los hechos del 1 de octubre a partir de urnas utilizadas el día del referéndum. En la muestra, las urnas de plástico protagonistas el 1-O se transforman en creaciones artísticas para hacer reflexionar al visitante sobre aquella consulta que previamente fue declarada ilegal por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y por el Tribunal Constitucional.

ELECCIONES

La consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Laura Borràs, admitió este miércoles en el ‘Fórum Europa. Tribuna Catalunya’ que “el botón de las elecciones está siempre ahí” cuando se le preguntó por la posibilidad de que Quim Torra no encuentre apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos de 2019 y prefiera ir a las urnas.

Durante este encuentro informativo organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, Borràs dijo que “los presupuestos son clave para avanzar en el objetivo de la república y de sus valores de libertad y democracia”. Recordó que “estamos en una situación presupuestaria inédita, en una prórroga de la prórroga” y por ello “haremos lo posible para conseguir el consenso necesario para sacar adelante unos nuevos presupuestos”.

La responsable de Cultura de Cataluña explicó además que en los presupuestos de 2019 reclamará al vicepresidente y consejero de Economía de la Generalitat un aumento de la partida dedicada a cultura porque recordó que “hace 10 años el presupuesto de Cultura superaba los 400 millones de euros, y existe una deficiencia que se tiene que corregir”.

Borràs aprovechó también el momento para recordar que, mientras la Generalitat no tenga todas las competencias, seguirá reclamando al Gobierno de Pedro Sánchez que avance en la regulación y la normativa que permita avanzar en una mejor financiación de la cultura y bromeó con que “si somos españoles para lo malo, pues también para lo bueno”.

En este sentido, afirmó que la relación con el ministro de Cultura, José Guirao, es de cordialidad. En el desayuno, la consejera estuvo acompañada por buena parta del gobierno. Entre ellos, el consejero de Educación Josep Bargalló, que pasará por el Fórum Europa la semana que viene, y la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi.