Compartir

La Cibeles, la Sagrada Familia o la Torre de Hércules son algunos de los edificios que, junto a muchos otros como el Teatro Campoamor de Oviedo o la sede del Real Club Deportivo Espanyol, se iluminarán hoy de rosa para conmemorar el Día Mundial del Cáncer de Mama, en el que la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha organizado actividades en toda España.

Según informó la organización, en Madrid se desarrollará, a lo largo de esta jornada, un evento nacional de la asociación de estudiantes Erasmus Student Network cuyos participantes se pintarán las manos de rosa en apoyo de las mujeres con esta enfermedad y al que asistirá la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena.

Por su parte, en Barcelona se celebrará un taller de postizos en el que se enseñará a las pacientes a colocarse un pañuelo y se habilitará un Espacio AECC Activo contra el cáncer.

En lo que respecta al resto de España, entre la treintena de actividades programadas por la AECC, en Badajoz, Castellón, Palencia, Pontevedra, Valencia o Valladolid se celebrarán actos de calle cuyos asistentes se pintarán las manos de rosa y las levantarán como muestra de apoyo a las mujeres con cáncer de mama.

Junto a ello, en el Palacio de la Diputación Foral de Bizkaia tendrá lugar una suelta de 1.000 globos rosas, la plaza de los Pinazo de Valencia acogerá un desfile de moda solidario protagonizado por mujeres con cáncer de mama y en Murcia se celebrará el concierto ‘Levanta tu mano’ en apoyo a las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama.

En Torrelavega (Cantabria) el equipo femenino de gimnasia rítmica de la Escuela Municipal realizará un ‘flashmob’ en la plaza de Baldomero Iglesias, y la Diputación de Almería y el Ayuntamiento de Teruel instalarán un lazo rosa gigante en sus fachadas.

Según informó la AECC, la identificación temprana de la enfermedad, la mejora en la clasificación de la misma y la llegada de tratamientos más eficaces ha dado como resultado una reducción significativa de la mortalidad por cáncer de mama, enfermedad de la que cada año se diagnostican 1,7 millones de casos.

Por otra parte, agregó que la posibilidad de identificar las alteraciones específicas de cada paciente ha permitido clasificar y diagnosticar de forma más eficiente el cáncer de mama, pudiendo dividir esta enfermedad en 10 subtipos con distinto pronóstico e implicaciones terapéuticas, así como identificar y desarrollar tratamientos dirigidos frente a las alteraciones recurrentes de cáncer de mama.