Compartir

La Confederación Española de Policía (CEP) aseguró este jueves que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, debería denunciar los eventuales delitos o irregularidades que le pudieron comentar el comisario José Manuel Villarejo y los exmandos policiales con los que comió el 23 de octubre de 2009.

Antonio Labrado, secretario general de la CEP, valoraba así, en declaraciones a Servimedia, que este jueves se difundiera un nuevo audio de esta comida de 2009, en el que Villarejo comenta a la ahora ministra de Justicia que llegó a organizar un grupo de prostitutas para conseguir información de personas relevantes, parte de cuyos datos compartió con la Policía Nacional.

Labrado señaló que Delgado “tiene que denunciar todas las irregularidades por parte no sólo de este comisario (por Villarejo), sino de todos los que estuvieron en aquel momento”.

Según la web ‘Moncloa.com’, que ha difundido las grabaciones, en la comida del 23 de octubre de 2009 estaban también Miguel Ángel Fernández, entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, y otros tres mandos de este cuerpo de seguridad: Eugenio Pino, Enrique García Castaño y Gabriel Fuentes.

A este respecto, el secretario general de la CEP señaló que la confidencia de Villarejo a Delgado sobre la supuesta red de prostitutas para obtener información es algo “llamativo”, puesto que la ahora ministra de Justicia era entonces era fiscal de la Audiencia Nacional y “debería haber denunciado, por supuesto”.

Según Labrado, cualquier ciudadano debe denunciar si “tiene conocimiento de algo que es irregular y que puede conllevar delitos” y esto es más cierto en el caso de la actual titular de Justicia, ya que era “conocedora” de la legislación.