Compartir

El episodio insual de calima y viento fuerte que azota buena parte de Canarias desde el pasado fin de semana se prolongará hasta este martes después de haber batido récords históricos de calor tanto de día como de noche, de dejar rachas de viento huracanadas de hasta 163 km/h en zonas del archipiélago y de reducir la visibilidad a unos 450 metros.

Esta situación se debe a que una borrasca se formó, profundizó y movió al sur y al oeste del archipiélago, unido a la posición del anticiclón atlántico en los alrededores de la península, lo que desencadena vientos fuertes del este con entrada de calima (polvo en suspensión) de procedencia africana y mala mar.

Este episodio se intensificó en la tarde de este sábado y se recrudeció el domingo, cuando, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) recogidos por Servimedia, soplaron rachas huracanadas de viento en la isla de Tenerife (163 km/h en Izaña, 153 en San Juan de la Rambla, 140 en Arure, 136 en Agulo, 128 en Roque de los Muchachos, 127 en Vallehermoso y 120 en San Cristóbal de La Laguna).

Además, la visibilidad se redujo este domingo a 450 metros en el sur de Tenerife; 500 en el norte de esa isla; 550 en Gran Canaria; 800 en Fuerteventura, La Gomera y Lanzarote; 1.100 en La Palma, y 3.000 en El Hierro.

El episodio vino asociado a un calor anómalo para esta época. No en vano, este domingo fue el día más caluroso de febrero jamás registrado en el Aeropuerto de Tenerife Sur, que marcó 30ºC, una temperatura inédita desde que la estación de la Aemet en ese lugar comenzara a tomar datos en 1981.

La madrugada del domingo fue tropical porque las temperaturas mínimas no bajaron de 20 grados en algunas zonas del archipiélago, con récords históricos en el Aeropuerto de Tenerife Sur (23,9, algo nunca medido en febrero desde 1981), el Aeropuerto de Gran Canaria (22,3, desde 1951) y el Aeropuerto de La Palma (20,9, desde 1971).

Uno de los portavoces de la Aemet, Rubén del Campo, comentó este lunes a Servimedia que el episodio de calima y viento fuerte continuará un poco más en el tiempo. “El martes puede haber algo de calima en el archipiélago y a partir de la tarde-noche empezará a retirarse con la llegada de vientos alisios”, añadió.

No en vano, la Aemet mantiene hasta las 18.00 horas de este lunes el aviso amarillo (riesgo, el más bajo en una escala de tres niveles) por polvo en suspensión que puede reducir la visibilidad a menos de 3.000 metros en todo el archipiélago canario salvo Tenerife y La Gomera, y a partir de este martes no hay avisos activos.

(SERVIMEDIA)