Compartir

La Audiencia Nacional ha prorrogado la prisión preventiva hasta la mitad de la condena a Luis Bárcenas, Guillermo Ortega y Alberto López Viejo, condenados en el juicio por la primera época de la ‘trama Gürtel’. El plazo establecido tiene un carácter simbólico en espera de que el Tribunal Supremo dicte sentencia firme sobre sus recursos.

En tres autos, los magistrados de la Audiencia Nacional explican que la prolongación de la prisión preventiva al plazo máximo se debe al elevado riesgo de fuga, que se ve incrementado como consecuencia de la consolidación de los motivos que se tuvieron en cuenta al acordar dicha medida a raíz de la sentencia dictada en este procedimiento, en el que Bárcenas fue condenado a 33 años y cuatro meses de cárcel, Guillermo Ortega a 38 años y tres meses y López Viejo a 31 años y nueve meses de cárcel.

El tribunal sustenta su decisión en el “gran riesgo de fuga” que hay en el caso de los tres condenados, una postura que cuenta con el respaldo de la Fiscalía y de las acusaciones. Bárcenas, Ortega y López Viejo ingresaron en prisión el pasado 28 de mayo dado que el tribunal apreció riesgo de fuga por las altas condenas que se les impuso y por la convicción de que cuentan con fondos en el extranjero que no han podido ser localizados. Tienen pendiente la resolución por el supremo de su recursos por lo que la prolongación de la prisión preventiva durará hasta que haya decisión del Alto Tribunal.