Compartir

La Guardia Civil ha advertido en las redes sociales del riesgo de caer en una nueva estafa al ir al cajero automático. Los delincuentes están utilizando un doble teclado falso en el que queda registrado el número pin.

La Benemérita recomienda estar alerta en todo momento y no moverse del cajero hasta realizar ciertas comprobaciones, si la “operación bancaria es correcta pero el cajero no te da el dinero”. Si sucede esto hay que seguir los siguientes pasos:

a) Comprobar que la que ranura no esté tapada

b) Desconfiar de los voluntarios “ayudantes”

c) Llamar a tu banco/tarjeta.

Una vez que el usuario entre en contacto con el banco debe comprobar si se ha registrado o no el movimiento y comunicarlo.

El falso teclado no es más que una lámina metálica que encaja casi a la perfección sobre el verdadero, en el que se acaba grabando el número de la tarjeta de crédito que se ha introducido para retirar dinero y que podrán utilizar los ladrones.