Compartir

Los diputados de Junts han pedido a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, que defienda ante los demás miembros de la Cámara la necesidad de preservar la presunción de inocencia de los parlamentarios que se encuentran en prisión preventiva pero que no han sido condenados y por tanto no pueden ser tratados como culpables de ningún delito.

En un escrito dirigido a Batet, los diputados de Junts le piden que tome, “a fin de salvaguardar los derechos y prerrogativas” de todos los parlamentarios, las medidas necesarias para que se advierta formalmente a todos los miembros de la Cámara de la obligación de guardar lo establecido en el artículo 4.1 de la Directiva 2016/343 del Parlamento Europeo y del Consejo.

Ese precepto, explican, ordena a los Estados miembros adoptar las medidas necesarias para garantizar que, mientras no se haya probado la culpabilidad de un sospechoso o acusado con arreglo a la ley, las declaraciones públicas efectuadas por las autoridades no se refieran a esa persona como culpable.

Con ello, explican a Batet, pretenden que no se repitan por parte de diputados del Congreso declaraciones que vulneran el derecho fundamental a la presunción de inocencia y las obligaciones derivadas de esa Directiva.

Como ejemplos de esas declaraciones, reproducen una frase textual del presidente del PP, Pablo Casado, en una entrevista en Onda Cero refiriéndose a los diputados en prisión “por dar un golpe de Estado”; un tuit del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, hablando de procesados “por dar un golpe a nuestra democracia”; una rueda de prensa de la diputada de Vox Macarena Olona llamándolos “criminales” y “delincuentes”; y un tuit de ese mismo partido lamentando tener que ver a “golpistas” en el Congreso.