Compartir

La portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, dijo este jueves a la dirigente del PSOE Adriana Lastra que en este momento no se dan las circunstancias para que su grupo pueda respaldar o facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Lo explicó la propia Borràs en rueda de prensa en el Congreso tras la reunión con Lastra, en la que ésta, dijo, les dijo que no hay más alternativa que un Gobierno del PSOE y le pidió que no la bloqueen.

Aseguró que su grupo “estamos donde estábamos” y no están en el Congreso de los Diputados para “bloquear nada” sino para “desbloquear el diálogo y la democracia”. Lo que ocurre en Cataluña es un conflicto político, insistió, y quien presida el Gobierno del Estado “no puede hacer oídos sordos” a esa resolución política.

Aunque Lastra y ella se emplazaron a seguir hablando, reiteró que hasta ahora lo que han recibido del PSOE es “una negativa permanente” a esa puerta y la vulneración de los derechos de sus compañeros diputados suspendidos, que afecta al conjunto de su formación porque, por ejemplo, en el cómputo para las comisiones no están contando como siete parlamentarios sino como cuatro.

No se trata de algo “opinable”, denunció, sino de una vulneración de la representatividad de sus votantes, que tienen tres escaños “cautivos” por esa suspensión de derechos y prerrogativas.

“Los cheques en blanco nosotros ya los hemos concedido”, dijo, y ahora “no vamos a conceder más”. Subrayó, en ese sentido, que sus diputados ya respaldaron la moción de censura encabezada por Sánchez y un año después “estamos en la misma situación”.

(SERVIMEDIA)