Quantcast
miércoles, 25 noviembre 2020 12:19

Joaquín, el milagro de 18 años, ya tiene club

Joaquín es la nueva perla del fútbol argentino. Con solo 18 años todos los medios de ese país sudamericano se han fijado en él. La razón es simple y es que comparte el mismo apellido que el crack del Barcelona, es decir se llama Messi también. Este chaval es ficha del Newell’s Old Boys mismo club que formó a la leyenda del FC Barcelona. Con ese apellido tenía que llamar la atención y para colmo de males tiene un gran talento. Los ojeadores del club catalán ya le tienen en la mira.  

Joaquín sería la esperanza de un club que está a la deriva. El Barcelona se plantea su fichaje y este estaría costando unos 600 mil euros, cifra que pudiera ser una gran inversión si este Messi tiene un rendimiento similar a su paisano. Con la hipotética salida al Manchester City. Esto hace acelerar un fichaje atractivo y que mejor que otro jugador llamado Messi. Esto sería un golpe mediático efectivo para calmar las aguas y centrar la atención en otra cosa y no en la marcha del crack argentino.

Joaquín quiere emular a su ídolo

A diferencia de Messi, Joaquín es derecho. Juega como mediocampista y también luce la 10. Muchos podrán decir que son cosas del destino, pero lo único claro que a pesar de compartir apellido no son familia. El crío sueña con jugar en Europa y ser convocado por la selección de Argentina. El novel centrocampista no ha dicho de qué equipo es aficionado en el balompié del Viejo Continente, pero lo único seguro es que quiere una oportunidad para poder jugar en la máxima categoría del fútbol de su país.

Joaquín nació en Coronel Arnold, una localidad santafesina que está a 40 kilómetros de Rosario y desde que llegó a La Lepra en 2009 todos le preguntan si tiene algo que ver con el astro. “Cuando era más chico, en cada cancha que jugaba me preguntaban por el apellido y no me lo tomaba en serio. Ahora, ya más grande, me preguntan muy cada tanto. No tengo problemas con ese tema”, le confesó al diario catalán Mundo Deportivo.

A Joaquín lo apodan “El Monito” y el propio jugador  se definió como un volante con lectura de juego y buen pase. “Soy un jugador pensante, con lectura de juego. Me gusta tener la pelota en los pies y armar juego. Considero que tengo un muy buen pase filtrado y buen disparo de media distancia. Mis expectativas a futuro son poder debutar en primera, y mantener un buen nivel”, se describió.

A este chaval lo descubrió un exfutbolista que, curiosamente, compartió plantel con Lionel en las Selecciones Juveniles: Federico Almerares. El exdelantero se dedica a la representación de jugadores y hace unas semanas, la empresa de la cual es mánager, firmó contrato con el Messi de Newell’s. Pese a que todavía le queda camino por recorrer hasta llegar a debutar en el fútbol profesional las expectativas son altas.

Comentarios de Facebook