Compartir

La Policía mantiene abierta una investigación desde este domingo para esclarecer las causas del trágico suceso que ha ocurrido en Gandía (Alicante), después de que un padre y su hijo hayan fallecido tras precipitarse desde una ventana de un quinto piso.

Según la información que han facilitado los testigos, en el domicilio familiar se produjo una fuerte discusión. El primero en caer fue el padre, un hombre de 60 años, y minutos después el hijo, de 29.

Aunque se baraja la hipótesis de que la caída haya sido voluntaria, de momento se mantienen todas las hipótesis abiertas. Según ‘Las Provincias’, los equipos médicos no han podido hacer nada por las víctimas.