Compartir
Fly (clothing)

La Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid ha abierto una investigación, a nivel interno, sobre un funcionario acusado de masturbarse en su puesto de trabajo, ante varios testigos. De confirmarse, podría enfrentarse a tres años de suspensión de empleo y sueldo o un traslado forzoso.

El investigado es un trabajador del Cuerpo de Tramitación Procesal y según publica ‘ABC‘, fuentes del departamento han precisado que “en breve” se va a iniciar la fase testifical, en el entorno del funcionario, que aseguran “llevaba tiempo con comportamientos extraños”.

Fue el pasado 20 de mayo cuando la Comunidad tuvo conocimiento del suceso, a través de un oficio de la Letrada del Juzgado de lo Social número 27 y, de manera “inmediata” la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería abrió un expediente informativo e inició las investigaciones previas a la incoación de un expediente disciplinario.

De confirmarse la veracidad de los hechos, se abrirá un expediente disciplinario al funcionario que podría dar lugar a una sanción por “falta grave” por “grave desconsideración con los superiores, iguales o subordinados”.

Según fuentes del sindicato de funcionarios CSIF, citados por el diario, el incidente, que fue adelantado por ‘El Español” es un ejemplo del  “caos” en los juzgados madrileños a la hora de solventar conflictos laborales, una acusación que Justicia rechaza. Además reclaman la necesidad de establecer protocolos de coordinación entre las tres administraciones implicadas, a la hora de imponer sanciones disciplinarias o los trabajadores o de aplicar protocolos de prevención de riesgos laborales.