Compartir

Tal es la situación en la que se encuentran algunas zonas de Indonesia tras el tsunami de la semana pasada, que el Gobierno se ha visto obligado a pedir a las cadenas de supermercados que dejen que la gente se lleve los productos sin pagar.

“Solicitamos a Alfamart e Indomaret que dejen que la gente tome los productos. Tienen que registrar todo y nosotros pagaremos”, asegura el ministro del Interior, Tjahjo Kumolo.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres ha actualizado este martes el balance de muertos del seismo de 7,5 grados y el posterior tsunami. Hasta el momento 1214 personas han fallecido, aunque a buen seguro el número seguirá aumentando en las próximas horas.