Compartir

El Servicio Andaluz de Salud tendrá que indemnizar con 4,2 millones de euros a la familia de una niña que sufre una parálisis cerebral, por culpa de una negligencia médica, en el momento del parto. Se trata de la mayor condena fijada en España por este motivo.

El Juzgado de Primera Instancia número 21 de Madrid ha establecido la indemnización para la madre y la hija, reconociendo así los daños que sufrió la menor, a causa de los errores médicos que se cometieron en el hospital público andaluz donde nació, en 2015. El SAS tendrá que responder con el pago de 1,5 millones de euros y la aseguradora Zúrich con 2,7 millones de euros.

Según informa ‘ABC‘, el retraso a la hora de practicar una césarea provocó una falta de oxígeno que provocó sufrimiento fetal y daños irreversibles en la pequeña. La niña sufre una discapacidad del 80%, con ceguera, parálisis cerebral, tetraparesia grave y retraso psicomotor.

Según publica ‘Redacción médica‘, el abogado de la familia, Álvaro Sardinero, ha señalado que esta sentencia, contra la que cabe recurso, puede suponer un antes y un después en el derecho sanitario, ya que considera que “está muy bien fundamentada y armada jurídicamente”.