Compartir

Dos piragüistas del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, Pablo Ogazón Rodríguez Tabernero y Carlos Sánchez Bernal, ambos de 14 años de edad, no han podido subir al pódium a recoger sus medallas el pasado 28 de julio en el Campeonato de España Sprint de Jóvenes Promesas, celebrado en la localidad de Verducido, Pontevedra, porque llevaban consigo banderas de España.

Esta ha sido la segunda vez en poco tiempo que sucedía un incidente de este tipo, dado que el pasado 29 de junio, a uno de ellos también se les impidió el acceso a la zona de podio por portar la bandera española sobre sus hombros, informan desde el Círculo Mercantil.

Estos incidentes y las formas inadecuadas con las que se les ha llamado la atención a los piragüistas del Circulo Mercantil ha provocado las protestas de las familias de los deportistas y la petición de explicaciones del círculo deportivo, que ha enviado dos cartas a la Federación Española de Piragüismo en las que se reclaman explicaciones, se muestra el apoyo a los deportistas y a sus familias, y se recuerda que subir a recoger trofeos y medallas en campeonatos nacionales con la bandera oficial de España, la de Andalucía o la del Club es una práctica habitual que nunca había servido, hasta ahora, de controversia.

Según reza en el escrito, “el CMIS es una entidad con 150 años de Historia, tenemos deportistas seleccionados a nivel nacional y andaluz en distintas disciplinas deportivas, hemos tenido varios deportistas olímpicos y mas de 700 deportistas, en la actualidad, que están compitiendo por España. Nuestros deportistas han sido en diversas ocasiones campeones nacionales y en varias de ellas han lucido la bandera de España sin que ello haya supuesto controversia ni ofensa alguna”.

La Federación Española contestó a un primer escrito que “los palistas galardonados deberán recoger su trofeo inexcusablemente con el atuendo deportivo oficial del club al que representan. Una bandera de España portada sobre los hombros no forma parte del vestuario oficial, y por tanto no se le permitió acceder de esa manera a recoger el trofeo. Esperamos haberte aclarado dicha circunstancia, que desde la organización de la competición no ha tenido mayor repercusión”, explica el presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, Juan José Román, en su respuesta al presidente del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, Práxedes Sánchez.

Ante este planteamiento, el CMIS ha enviado a la federación un segundo escrito en el que solicita una explicación sobre si existe algún tipo de normativa o reglamento aprobado para que un deportista no pueda subir al podio de un campeonato nacional con la bandera de España, “ya que la normativa que alegan en su anterior carta de respuesta entendemos, tras haberlo examinado jurídicamente, que no impide subir al podio con la bandera de España. De no existir otra normativa, interesamos una explicación sobre lo ocurrido y cesen en su impedimento”, reclama el Circulo Mercantil a la Federación en su segunda carta.

En cuanto al trato otorgado, el CMIS ha sido tajante: “exigimos se dirijan a nuestros deportistas siempre con el máximo respeto, evitando conductas como la protagonizada esta semana por miembros organizativos del Campeonato en Verducido, y mientras se resuelva esta cuestión, no sancionen a nuestros deportistas sin poder recoger sus medallas en el podio por llevar la bandera de España”.