Quantcast

El gran inicio de campaña de Iglesias: un acto de apenas 10 minutos

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, arrancó la campaña en un brevísimo acto de 10 minutos en el que atribuyó la detención de Julian Assange a que “reveló verdades enormemente incómodas para el poder” y auguró que “va a haber sorpresas” en el resultado de las elecciones generales del 28 de abril.

Iglesias se presentó en el Auditorio al Aire Libre del Parque de las Cruces de Carabanchel a las 23.15 horas en compañía del líder de IU y cabeza de lista por Málaga, Alberto Garzón.

Cada uno de ellos pegó un par de carteles entre gritos de “Sí se puede” de apenas dos centenares de personas, y seguidamente pronunciaron dos breves discursos ante otras figuras de Unidas Podemos como Juantxo López de Uralde, de Equo, y los candidatos por Madrid Gloria Elizo y Rafael Mayoral, que no tomaron la palabra. La cena popular que había programado el partido para calentar el ambiente desde las 22.00 horas no atrajo demasiados comensales.

“Hoy ha sido detenido Julian Assange para entregarlo a Estados Unidos porque reveló verdades enormemente incómodas para el poder”, arrancó Iglesias, quien interpretó que el poder, para mantenerse, necesita de mentiras. Frente a ellas, pidió que el 28 de abril las urnas “se llenen de pequeñas verdades, de verdades cotidianas”, las de quienes no llegan a fin de mes o temen por sus pensiones, entre otros colectivos de los que suele defender Podemos.

El líder de Podemos terminó augurando: “En esta campaña va a haber sorpresas, hay muchas cosas que pueden cambiar. Vamos a hacer campaña para llenar las urnas de verdades”. Y respondió con un “claro que se puede” a los cánticos de los asistentes evocando el lema histórico de la formación. El de campaña, ‘La historia la escribes tú’, estaba en el fondo del escenario pero no salió de los labios de Iglesias.

Garzón, por su parte, señaló que se han cumplido 10 años de la crisis económica, que se reveló como “una enorme estafa”, y arengó a la poca gente que había que arengar que “estamos ante la posibilidad de darle la vuelta a todo ello”. Advirtió de que los poderosos “quieren que nos resignemos a la precariedad” pero también de que no se van a resignar sinoa “blindar los servicios públicos”. Finalmente, como Iglesias, vaticinó que “va a ser una campaña de sorpresas”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook