Compartir

El sindicato CCOO ha convocado dos jornadas de huelga en Adif y Renfe para los días 21 de diciembre y 7 de enero, adicionales a los paros que ya habían acordado para el colectivo de intervención en ruta de Renfe para el próximo día 14, en protesta por el ajuste de sus plantillas y las condiciones laborales.

“Nos movilizamos para recuperar el empleo perdido, para mejorar el poder adquisitivo y materializar los incrementos salariales pactados, para hacer cumplir los acuerdos de internalización de cargas de trabajo y de movilidad, tanto geográfica como funcional, y para concretar la reducción de jornada acordada para todo el sector público”, explicó hoy el secretario general del Sector Ferroviario de FSC-CCOO, Manuel Nicolás Taguas.

El sindicato alega como motivo para las protestas la “continua disminución de las plantillas” en ambas compañías y exige un plan plurianual de recursos humanos que “permita la renovación, rejuvenecimiento y el reequilibrio de género” en sus puestos de trabajo, donde las mujeres apenas representan un 13% del personal.

Según CCOO, la falta de creación neta de empleo hace que sus plantillas caigan cada año, lo que hace “imprescindible” que los ministerios implicados autoricen una generación de nuevos puestos de trabajo con una tasa de reposición “muy superior al cien por cien”.

El sindicato denuncia que el ajuste de personal deteriora la prestación del servicio por los conflictos laborales y las continuas externalizaciones, y critica que la apuesta en el ferrocarril se está basando “únicamente” en el tren de alta velocidad, “olvidando el ferrocarril, que usa más del 90% de la ciudadanía para su vida diaria”.

Por otro lado, se queja de que continúan sin implementarse las mejoras fijadas en el ‘II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público’, sin que tan siquiera se hayan presentado a los trabajadores una propuesta sobre la aplicación de la jornada de 37,5 horas semanales, la bolsa de horas para medidas de conciliación o los complementos en caso de Incapacidad Temporal (IT)