Compartir

Huawei ha suscrito 46 contratos comerciales de 5G con operadores de todo el planeta, y ha desplegado más de 100.000 estaciones base 5G en 170 países, lo que lo convierte en el primer proveedor de redes 5G.

Son cifras facilitadas hoy por el fabricante chino en un comunicado en el que destacó su contribución al creciente peso del despliegue del 5G en Europa. Abraham Liu, vicepresidente de Huawei en Europa, afirmó que el continente debe encontrar la manera de encajar sus valores con las nuevas tecnologías que están a punto de revolucionar nuestro modo de vida.

“El año que viene veremos el despliegue de una nueva generación de redes de comunicaciones móviles 5G, que tienen un gran potencial para cambiar nuestras vidas a mejor. Los ingresos de 5G en todo el mundo deberían alcanzar el equivalente a 225.000 millones de euros para 2025. No solo las personas estarán conectadas a Internet, sino que tendrán muchas más cosas. El llamado Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) verá una explosión de comunicaciones de máquina a persona y de máquina a máquina. Se conectarán hasta 100 millones de dispositivos en 2024 y los beneficios de la introducción de 5G en cuatro sectores industriales clave como la automoción, la salud, el transporte y la energía, pueden alcanzar los 114.000 millones de euros al año”.

Según un estudio independiente de la consultora global Oxford Economics, presentado en el marco de Huawei Partner Summit de UK, la compañía contribuye a la creación de más de 26.000 empleos directos o a través de su cadena de suministro.

En 2012, la compañía anunció su intención de gastar 1.300 millones libras en el Reino Unido durante los próximos cinco años. Lo cierto es que, no solo ha cumplido su compromiso, sino que además lo ha superado en casi 900 millones de libras, gastando 2.200 millones libras en inversiones y adquisiciones durante ese período. En concreto, el año pasado, Huawei prometió 3.000 millones de libras adicionales que serán invertidos en proveedores británicos entre 2018 y 2022. Solo en 2018, la compañía adquirió más de 900 millones de libras de bienes y servicios de empresas del Reino Unido, lo que representa un 30% de su objetivo, por lo que, presumiblemente, superará su objetivo a cinco años con creces.

Desde que abrió su primera oficina en el Reino Unido en 2001, Huawei ha crecido hasta llegar a 1.600 empleos directos. El número de puestos de trabajo respaldados por las actividades generales de Huawei en el Reino Unido se ha multiplicado por cinco en siete años, gracias al compromiso de la compañía con las empresas británicas. Del estudio también se pueden extraer los altos niveles de productividad de la compañía. Con cada empleado del Reino Unido contribuyendo a un PIB de 183.000 millones de libras, lo que supone 3,5 veces más que el trabajador medio del país, Huawei está formando una fuerza laboral altamente cualificada, invirtiendo 1,3 millones de libras en formación el año pasado

En 2018, Huawei invirtió 112 millones de libras en I+D, dando empleo a más de 300 investigadores en el Reino Unido y colaboró con 35 universidades e institutos de investigación. Se estima que la actividad de Huawei durante el año pasado generó unos ingresos fiscales en el país de 470 millones de libras, lo cual sirvió para para financiar los salarios anuales de más de 17.000 enfermeras.

En Francia, la compañía ha anunciado que invertirá 35 millones de euros en su OpenLab en París durante los próximos cinco años, donde trabajará con clientes y ‘partners’ para construir un ecosistema digital más sólido en el país galo: “Éste es el mejor momento para la innovación. Francia tiene una capacidad de investigación básica líder en el mundo, además de mucho talento y un entorno favorable a la innovación. Es un país muy bien posicionado para ser un centro global en esta materia y por eso Huawei lleva aquí ya 17 años. Estamos muy orgullosos de formar parte de esta ambición”, decía Hu.